Información

TERAPIA SONORA CON CUENCOS

Según la tradición oral tibetana, la existencia de los cuencos cantores se remonta al tiempo de Buda Shakyumuni, es decir hace aproximadamente 2600 años.

En tanto, la leyenda nos dice que los cuencos de cuarzo son originarios de la Atlántida y antes de que quede sumergida bajo las aguas, estos cuencos fueron rescatados y llevados a otras culturas, permitiendo que permanezcan con nosotros a través de miles de años.

Los cuencos producen sonidos que permiten alcanzar un estado de relajación profunda y así, naturalmente, acceder a un estado muy especial de profunda conexión interior.

Consultados sobre los cuencos, los tibetanos vagamente aclaran su finalidad, diciendo que se utilizan para la alimentación u otros menesteres . Es para dudar de ello, ya que los cuencos tibetanos están fabricados artesanalmente mediante una variada combinación de metales, puediendo además vibrar en 7 tonos individuales y simultáneos, cada uno en su propia frecuencia y pueden sostener tal vibración durante varios minutos

Cualquiera fuera su propósito original, el sonido de los cuencos está hoy a nuestro alcance, para poder utilizarlos en forma terapéutica en beneficio de nuestra propia salud.

Se ha comprobado que los cuencos producen un tipo de onda equivalente a las ondas alfa y theta, las mismas producidas por el cerebro . Por ello , dicho sonido permite alcanzar un placentero estado de relajación , siendo posible que nuestro cuerpo pueda llegar a un sutil sentido de meditación muy profunda y la experiencia de apertura del espacio interno.

Incluso el hecho de escuchar el sonido de un cuenco cantor, detiene nuestro diálogo interior y permite detener nuestros abrumadores pensamientos concientes. De esta manera, el sonido de los cuencos logra desbloquear, hacer fluir y armonizar las frecuencias positivas, reduciendo nuestras tensiones y despertando la parte dormida de nuestro subconsciente

El sonido de los cuencos nos equilibran la energía y mejoran nuestra calidad de vida , ya que : armonizan principalmente el sistema nervioso y el cardíaco, elevando las defensas del organismo y predisponiendo a estados profundamente introspectivos beneficiosos para la salud, reduciendo la segregación de hormonas relacionadas con el stress y elevando las endorfinas, que es la sustancia considerada nuestro sedante y anestésico natural producido por nuestro propio cuerpo.

Tanto si nos relajamos para recibir una armonización o si colocan sobre nuestro cuerpo los cuencos para hacerlos sonar encima nuestro, el efecto es el mismo :

RELAJACION - PLACER - ARMONIA - ELEVACION - SENSACION DE BIENESTAR

Por todo ello podemos asegurar que los cuencos nos permiten :

  • * Reducir el stress y la ansiedad
  • * Mejorar la concentración y la creatividad
  • * Equilibrar los hemisferios cerebrales
  • * Alivio de la sinusitis y los dolores de Cabeza
  • * Aumento de la energía y de nuestras defensas
  • * Armonización del entorno y del Hábitat
  • * Estímulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda

Los seres humanos, al igual que los cuencos, también poseemos vibraciones que van desde el ritmo de los órganos vitales, hasta las emociones, pasando por la respiración, y la actividad mental. Por ello al conectar ambas vibraciones, la de los cuencos y las nuestras, es posible restablecer el estado de salud natural de nuestro cuerpo físico, emocional, mental y espiritual, mediante el estado de relajación profunda que podemos alcanzar En nuestra vida diaria, estamos en un contínuo estado de tensión, y cualquier estímulo repercute en los órganos, los músculos, las glándulas y la psiquis. Y lo peor es que tal estado de tensión escapa casi siempre a la conciencia.

Llamamos RELAJACION al estado diametralmente opuesto al de TENSION. Podemos definir a la relajación como un ESTADO DE COMPLETO REPOSO FISICO Y MENTAL. Al estar relajados los músculos, los nervios que los comandan no transmiten ningún mensaje. Inactivos, tal como conductores eléctricos aislados, no reciben ni transmiten corriente, permitiendo el descanso del sistema nervioso central.

Vivimos con los músculos contraídos, aún cuando no es necesaria ninguna actividad, consumiendo importantes cantidades de energía y dañando órganos y músculos.

El estado de tensión psíquica repercute sobre nuestro físico, y este, de rebote, acentúa nuestra tensión psíquica. Y conviene recordar que la mayor parte de la fatiga que padecemos es de origen mental: en realidad, el agotamiento de origen puramente físico es muy raro. Esto muestra por qué es tan importante aprender y practicar RELAJACION.

RELAJARSE produce un estado psicofísico contrario al stress, descontracción muscular, descenso del ritmo respiratorio y cardíaco, tranquilidad mental, etc.
Pero relajarse no es fácil. Sin un largo y paciente entrenamiento nadie consigue relajarse adecuadamente. Por eso conviene prestarle atención, y dedicarle tiempo a la relajación.

En este aspecto, las TERAPIAS SONORAS y las VIBRACIONES de los CUENCOS TIBETANOS y CUENCOS de CUARZO contribuyen en forma indiscutible a lograr el estado de RELAJACION PROFUNDA que nos acercará a nuestra mayor expresión de armonía y equilibrio llamada SALUD

Los estudios e investigaciones científicas, realizadas por los centros médicos, institutos, clínicas y universidades, han descubierto que existe una interrelación perfecta entre la mente, el cerebro y el sistema inmunológico.

El Dr. Isaac Djerassi, Director de los Servicios de Oncología del Centro Médico Mercy Catholic, en Filadelfia, afirma que “actualmente disponemos de irrefutables pruebas de que una actitud mental adecuada puede ayudar a que el sistema inmunológico funcione con más eficacia”. Además de eso, los investigadores de psiconeuro-inmunología cuentan con pruebas evidentes de que las emociones, las actitudes mentales y la fuerza de voluntad mejoran en forma extraodrinaria al sistema inmunológico.

Los estados mentales positivos conducen al cerebro a liberar una hormona denominada Endorfina. que es nuestro anestésico, analgésico y sedativo natural, producido por nosotros mismos.

Por el contrario, cuando alguien está furioso este estímulo llega al cerebro y lo induce a producir la hormona equivocada, o sea la adrenalina., la cual debilita a los linfocitos T y reduce nuestras defensas. Un ataque de depresión puede arrasar nuestro sistema inmunológico; mientras que SERENARSE, puede fortificarlo.

El recuerdo de una situación negativa o triste, libera las mismas hormonas y sustancias biológicas destructivas que el stress. Por el contrario , la alegría y la actividad armoniosa nos mantienen saludables y prolongan la vida

La mente actúa directamente sobre el cerebro a través de los pensamientos, los sentimientos y las emociones. Entonces, el cerebro reacciona de inmediato, liberando ciertos tipos de hormonas benéficas o perjudiciales que, a su vez, fortalecen o debilitan nuestro sistema inmunológico:

Esto es exactamente EL PODER DE NUESTROS PENSAMIENTOS

Tu mente es la farmacia insustituible de tu cuerpo.

Nunca hay que desanimarse, siempre hay que ser positivo.

La distancia entre la salud y la enfermedad es, apenas, UN PENSAMIENTO !!!!

Y recuerda que el amor es la fuerza todopoderosa que cura, mejora y perfecciona al ser humano.

¡ ¡ ¡ Muchas gracias por acompañarnos ! ! !

www.SONIDOESPIRITUAL.com

info@sonidoespiritual.com

pie